¿EN QUÉ LARGO COMPRO LAS CADENAS ?

Podemos dar diferentes posibilidades a nuestro cliente a la hora de terminar las cadenas, pudiendo una misma pieza tener diferentes medidas o distintos tipos de utilización. Por ejemplo:

Si soldamos una anilla intermedia a 45cm a una cadena de largo total 50 centímetros disponemos de dos largos para permitir el uso indistinto de una talla más larga o más corta en una misma pieza. Esta se convierte en una cadena más versátil.

Si soldamos o añadimos un trozo de cadena de 5cm a 6 cm a una pulsera o collar terminado, también podremos dar más longitud a la pieza sin tener que ocasionar ningún trastorno adicional al cliente.

Y por último para calibres más gruesos de a partir de 5,50 – 6,00 mm podemos acabar la pulsera o collar con el cierre click.  Solamente con un corte de tijera podemos adaptar la pieza.

Estos dos acabados facilitan mucho la labor en las tiendas para con sus clientes finales y ahorran trabajo y stocks altos de distintos largos a nuestros clientes.

Anilla Intermedia

  • La tienda puede ajustar la cadena al largo que desea el cliente.
  • Una misma cadena con 2 0 3 largos (anilla de abrochar más una o más anillas intermedias entre la cadena)

Guardar

Alargador

Con un trozo de cadena distinta a la del collar o pulsera haciendo de alargador se puede ajustar la cadena por medios centímetros, con medidas más precisas

cadena-alargador

Es la solución perfecta para que cada cliente lleve la medida/largo EXACTO que quiere

SOLUCIÓN A LA TIENDA

SOLUCION AL CLIENTE FINAL

  • Ahorro de stock de cadenas en largos distintos
  • Satisfacción de nuestros clientes por soluciones inmediatas y fáciles

Cierre Click

Muchas veces nos preguntamos cual es la longitud adecuada en una pulsera o collar en tamaños grandes de cadena o pesados, cual elegir para tener un pequeño stock y poder satisfacer las necesidades de nuestros clientes al instante.

Este tipo de cierre permite hacer las cadenas más cortas y ajustadas según el cliente nos pida, ya que con un simple corte del eslabón final, la pulsera o collar se acorta sin tener que aplicar ninguna soldadura, limpieza o acción adicional.  Por ejemplo, podemos hacer de una pulsera de 23 centímetros una “nueva” de 21 centímetros de forma inmediata y sin ningún coste adicional.

Vamos más allá, el cierre click, se confunde con la cadena lo cual da sensación de sin fin, aporta gran dureza, robustez y calidad a la pieza.